logo-nova

La vitamina D:

La vitamina D es un nutriente necesario para que se lleven a cabo múltiples funciones en el organismo, dentro de sus beneficios destacan las relacionadas a la salud ósea y cardiovascular. Además, tiene acción estimulante del sistema inmunológico, antiinflamatoria y antimicrobiana, siendo esta la razón que pudiera explicar el efecto protector en la infección COVID-19.


Un antioxidante clave para combatir el COVID-19

Esto ha sido demostrado por varias investigaciones realizadas, donde destaca el estudio de Bar Ilán, en Israel, el cual concluyó que un nivel bajo de vitamina D en sangre es un factor independiente en la infección y hospitalización por COVID-19.

No se ha demostrado que la vitamina D impida que las personas contraigan el virus, lo que indican los estudios es que tener niveles adecuados de vitamina D en el cuerpo ayudan a combatirlo en caso de contraer el virus.

El confinamiento ha contribuido a que los niveles de vitamina D en sangre disminuyan, debido a que la mayor parte de la vitamina D se absorbe por la piel, y esto sucede por la exposición al sol.

Medidas preventivas para evitar niveles bajos de vitamina D:

  • Exposición diaria al sol, la cual se ve afectada en países que tienen cuatro estaciones
  • Una alimentación sana y equilibrada, donde se incluyan alimentos como leche, yogur, quesos, huevos, pescados grasos como el salmón, vegetales de hojas verdes entre otros
  • Suplementación con vitamina D, puede servir sobre todo en países con cuatro estaciones, en épocas donde la exposición al sol es deficiente. En estos casos puede utilizarse la suplementación como terapia preventiva en la pandemia actual por COVID-19.


    https://www.novanaturaclub.com/
    https://www.youtube.com/channel/UCylnEYK-4WXpa8iguVIpgZw

Dra. Liliana Pernía,
Médico Nutrólogo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra