loader image
logo-nova

Hormonas de la felicidad

Comúnmente hemos escuchado de ciertas hormonas que estimulan los centros de placer y bienestar, nuestro artículo de hoy está dedicado a ellas.

El cerebro humano tiene la capacidad de producir cuatro hormonas estrechamente vinculadas con la felicidad, el placer, la relajación, el bienestar y el alivio del dolor, sea este físico o emocional.

Las hormonas de la felicidad actúan de una manera diferente y específica en el estado de ánimo.

Seretonina

Conocida como la hormona del bienestar, genera sensación de relajación, satisfacción, aumenta la concentración y la autoestima.

Esta hormona se encuentra en las plaquetas de la sangre y sus bajos niveles producen irritabilidad y sentimientos negativos como preocupación, tristeza, depresión, ansiedad y otros trastornos.

Endorfinas

Las Endorfinas son sustancias químicas naturales sintetizadas por el cerebro que se liberan estimulando los centros de placer,  creando situaciones satisfactorias que contribuyen a eliminar el malestar.

Gracias a las Endorfinas sentimos placer y disfrutamos de la vida, igualmente contribuyen a mitigar la sensación de dolor (trabajando como un analgésico natural).

Cuando estas se liberan intervienen en la respuesta sexual, asi como en la regularización del apetito y a fortalecimiento del sistema inmune.

Dopamina

La Dopamina, proporciona una sensación agradable y placentera que Incrementa la motivación a la hora de realizar ciertas actividades, favorece la atención, la memoria y la capacidad de resolución de problemas.

Aumenta los niveles

Una manera natural de aumentar los niveles de dopamina es reducir el consumo de azúcar, alcohol y cafeína, ya que estas restan eficacia a las hormonas de la felicidad.

De igual manera si se desea aumentar la producción de dopamina es ideal consumir  chocolate negro, plátano, manzana, té verde y arándanos. Así mismo hacer ejercicio físico, meditar y escuchar música facilita la liberación de esta preciada hormona.

Finalmente…

Finalmente llegamos a la Oxitocina u hormona del Amor, la cual se libera cuando se tienen encuentros cercanos con los demás, es decir cuando nos abrazan, besan, miman, o simplemente nos escuchan atentamente, así se establecen los lazos sociales con los demas efectivamente.

Adicional a esto, la oxitocina promueve la capacidad de empatía y de pertenencia a un grupo así como la seguridad y confianza en crear vínculos emocionales fuertes.

https://www.youtube.com/channel/UCylnEYK-4WXpa8iguVIpgZw
https://www.novanaturaclub.com/

Andrea Faulkner.

Lic. Psicología Clínica.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra