loader image
logo-nova

Vive tu primera experiencia con la meditación

¿Estás listo?

¡Comienza la meditación Ahora!

1.- Elige el lugar idóneo para meditar

Encuentra un lugar tranquilo donde puedas meditar… Puedes tener una sala especial para la meditación o puedes meditar en tu propia habitación, salón o incluso en el jardín. Sólo asegúrate de que el lugar escogido esté siempre limpio y ordenado, y que tienes el menor ruido posible (el ruido exterior no es un problema para la meditación, pero al inicio es más complicado para la concentración) ya que el entorno tiene un efecto directo en la meditación (a menos que se tenga un nivel más avanzado).

2.- Elije el mejor momento para meditar

Asegúrate de meditar preferentemente a la misma hora, aunque tampoco es obligatorio, si lo haces a la misma hora será más simple crear un habito. Por lo general el momento ideal para la meditación es temprano por la mañana y si no puedes, en las horas de la noche, antes de dormir. Por la mañana porque tu mente está más descansada y es mucho más sencillo, además  de esta manera, se puede meditar sin tantas interrupciones.

3.- Adopte una posición cómoda

En tercer lugar y después de que todo está preparado, es momento de empezar a meditar en la posición correcta. Por lo general hay varias posiciones para entrar en el estado correcto.

La mejor para empezar es sentarse en una silla con la columna recta y en una posición comoda, luego está la clásica posición de loto o semi-loto sentada/o en el piso, en una almohada cómodamente con las piernas cruzadas o incluso se puede meditar en la posición de acostarse boca arriba.

4.- Conecte con su cuerpo

Puede comenzar a meditar cerrando los ojos. Concéntrate en tu respiración inhalando lentamente por la nariz, y soltando el aire tranquilamente también por la nariz, apenas observando el aire saliendo y entrando, sin forzar la respiración. Es recomendable hacer esto durante unos 20 minutos, pero es mejor hacer solo 5 minutos e ir añadiendo diariamente algo más, como te vayas sintiendo más cómoda/o.

5.- Los Pensamientos

Es posible que en esta práctica meditativa tu mente se desvíe con cualquier otro pensamiento. Cuando esto suceda tu solo debes observar el pensamiento sin involucrarte con él. Tal como si vieras pasar una nube en el cielo, solo observa como el pensamiento dentro la  nube cruza por el cielo de tu mente sin alterar su estado. Verás cómo con el tiempo se hace más sencillo entrar en el estado.

No te preocupes, los pensamientos, las sensaciones, las emociones siempre van llegar, ahora y siempre, así que apenas permite que lleguen, dales la bienvenida.

https://www.novanaturaclub.com/
https://www.youtube.com/channel/UCylnEYK-4WXpa8iguVIpgZw

Psicólogo Clínico.
Andrea Faulkner.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra