logo-nova

El síndrome metabólico

El síndrome metabólico

El síndrome metabólico se ha convertido en un problema de salud pública debido a que aumenta el riesgo a desarrollar Diabetes Mellitus y enfermedades cardiovasculares; se define como un conjunto de alteraciones metabólicas que presenta un individuo que incluyen niveles de triglicéridos elevados, hipertensión arterial, hiperglicemia, sobrepeso y obesidad.

Tener por lo menos tres de las cinco anormalidades descritas a continuación califican a las personas con diagnóstico de síndrome metabólico:

  • Tener el cuerpo con forma de manzana o tener obesidad abdominal (circunferencia abdominal en los hombres mayor o igual a 94cm y en las mujeres mayor o igual a 88cm).
  • Tener un nivel elevado de triglicéridos (mayor de 150mg/dl).
  • Tener un nivel bajo de colesterol HDL (hombres menores de 40mg/dl y mujeres menor de 50mg/dl).
  • Tener cifras de presión arterial elevada (mayor de 135/85mmHg).
  • Tener cifras de glicemia en ayunas elevadas (mayor o igual a 100mg/dl).
Alertan por síndrome metabólico, un grave problema de salud - Alianza por  la Salud Alimentaria

La presencia de un mayor número de estos factores de riesgo, aumentará la probabilidad de presentar Diabetes Mellitus o enfermedades cardiovasculares. Dentro las causas que lo producen, hay dos de ellas que pueden ser modificadas, como son la obesidad y el sedentarismo. Por lo tanto, es importante hacer cambios en el estilo de vida que ayuden a disminuir factores de riesgo asociados a este síndrome. Las personas que tienen historia familiar de procesos metabólicos como Resistencia a la insulina, tienen mayor probabilidad de padecer el síndrome metabólico. En este sentido, llevar a cabo un estilo de vida saludable puede considerarse como parte del tratamiento.

La obesidad abdominal lleva al Síndrome Metabólico - Carabobo es Noticia

Datos epidemiológicos en Latinoamérica afirman que aproximadamente una de cuatro personas mayores de veinte años cumple criterios para el diagnóstico del síndrome metabólico. Por ello, es necesario realizar un plan de alimentación saludable, que incluya el consumo de frutas y verduras, y al mismo tiempo, disminuya el consumo de azúcares refinados (gaseosas) y grasas saturadas (comida chatarra). Asimismo, es recomendable realizar una actividad física de forma regular. De esta manera, podrás mantener un peso saludable, lo que disminuirá el riesgo a presentar un síndrome metabólico.

Síndrome metabólico: ¿qué es y cómo influye la epigenética?

Dra. Liliana Pernía,
Médico Nutrólogo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra