logo-nova
Malos hábitos alimenticios

MALOS HÁBITOS ALIMENTICIOS ¿Qué debes cambiar en tu dieta?

MALOS HÁBITOS ALIMENTICIOS ¿Qué debes cambiar en tu dieta?

La Organización Mundial de la Salud estima que para el 2025 habrá 70 millones de niños con sobrepeso y obesidad a nivel mundial. Dentro de los factores responsables de estas estadísticas están los malos hábitos alimenticios, acompañados de la falta de actividad física.

Para poder modificar estas cifras alarmantes se hace necesario establecer conductas que favorezcan una alimentación saludable que deben iniciar en la infancia, y que incluyen la selección, la preparación y consumo de alimentos saludables. Debido al estilo de vida actual se han modificado de manera significativa los hábitos, se prefieren los alimentos ultraprocesados ya que son más fáciles y rápidos de preparar, además de agradables al paladar, pero con un alto contenido de grasas, sal y azúcar responsables en gran parte del desarrollo del sobrepeso y obesidad.

Un estudio publicado en la revista Pediatric Endocrinology Diabetes and Metabolism, concluyó que los malos hábitos de alimentación son la principal causa de obesidad infantil. Estos hábitos pueden tener repercusión directa sobre el estado de salud tanto físico como psicológicas, aumentando el riesgo de aparición de enfermedades crónicas del adulto como la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares, y de trastornos psicológicos como la depresión, ansiedad, alteraciones del sueño e incluso afectar la concentración a nivel educativo y laboral.

Malos hábitos alimenticios

Hábitos que debes evitar o eliminar de tu dieta diaria:

  • Tomar poca agua o incluso sustituir el consumo de agua por bebidas azucaradas

    No esperes tener sed para tomar agua, debes tomar aproximadamente 2 litros de agua al día o 35 mililitros por kilogramo de peso al día, esta regla es fácil de aplicar multiplica tu peso por 35 y el resultado te dirá cuántos mililitros de agua debes tomar al día para mantener un buen estado de hidratación.

  • No desayunar

    No es conveniente dejar de desayunar, no porque sea la comida más importante de día ya que todas son necesarias, más bien es porque venimos de un ayuno de aproximadamente 12 horas, y necesitamos proporcionar al organismo la energía y nutrientes necesarios para realizar las actividades del día.

  • Comer rápido

    Comer muy rápido puede ocasionar que se ingieran más calorías de las que necesita el cuerpo para mantenerse saludable, ocasionando sobrepeso y obesidad.

  • Alimentos ultraprocesados y congelados.

    Estos alimentos están caracterizados por tener aditivos, como sal, azúcar y grasas, con un alto contenido de calorías que aumentan las probabilidades de padecer enfermedades degenerativas crónicas del adulto como la hipertensión arterial, diabetes tipo 2, hipercolesterolemia y síndrome metabólico.

Malos hábitos alimenticios
  • Consumo excesivo de carbohidratos

    Los carbohidratos complejos son necesarios ya que son la fuente principal de energía, además aportan otros nutrientes como el calcio, el hierro, vitaminas del complejo B y fibra, pero el consumo en exceso puede afectar la utilización de la grasa corporal y producir un incremento del peso corporal, además de procesos inflamatorios. Se debe evitar comer cereales en exceso ya que contienen un alto índice glicémico, es por ello que se recomienda elegir los integrales, como el arroz, la pasta y los panes integrales y comer en porciones pequeñas. Es ideal incluir las frutas y verduras con índice glicémico bajo como fuente de carbohidratos.

  • Alimentación poco variada

    Muchas veces por malos hábitos adquiridos durante la infancia se consume de manera repetitiva los mismos alimentos, y se omiten alimentos como frutas y vegetales que contienen vitaminas, minerales y fibra necesarios para que el organismo funcione de manera correcta.

  • Exceso de azúcar

    Los azúcares simples dentro de los que destaca; la sacarosa (azúcar de mesa), la miel, la melaza, el papelón, son alimentos que tienden a elevar los niveles de glucosa en sangre de manera rápida, lo que ocasiona que se produzca insulina y sea liberada a la sangre, provocando en una primera fase un hiperinsulinismo que posteriormente por un daño a nivel celular se produce una resistencia a la insulina. De esta forma, se aumentan los niveles de azúcar y de insulina en la sangre lo que conlleva a un exceso de grasa corporal, generalmente almacenada a nivel abdominal.

Lo más conveniente es mejorar estos hábitos debido a las consecuencias negativas que acarrean para la salud, realizar una alimentación sana donde predomine el consumo de frutas, verduras frescas, proteínas de alto valor biológico, grasas beneficiosas para la salud de manera variada y equilibrada te garantizarán tener mayor energía, mejor concentración y menor probabilidades de desarrollar enfermedades crónicas del adulto.

Sí quieres conocer más sobre los hábitos alimenticios y cómo mejorarlos, en Nova Natura Club hemos redactado todo un artículo sobre este tema, accede a él pulsando aquí y comienza a mejorar tu alimentación. 

Malos hábitos alimenticios

6 comentarios en “MALOS HÁBITOS ALIMENTICIOS ¿Qué debes cambiar en tu dieta?”

        1. ¡Saludos! Puedes encontrarnos en Instagram como @NovaNaturaClub o en Facebook como Nova Natura Club. Escribenos y te podemos ayudar a conseguir nuestros productos según tu país de residencia 💚:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra