logo-nova

Nutrición y prevención del cáncer de mama

El cáncer de mama se refiere a una enfermedad producida por un tumor maligno, que se origina en las células de los senos. El riesgo de padecer esta enfermedad aumenta a medida que envejecemos, por lo tanto las mujeres deben acudir a consultas médicas y realizarse exámenes a partir de los 40 años. Así lo recomienda la Organización Mundial de la Salud, quienes consideran que la detección temprana es la mejor manera de luchar contra este tipo de cáncer, ya que los casos detectados en sus estadios iniciales son curables en un 90%. Por ello, el mes de octubre está dedicado a la lucha contra el cáncer de mama.

Algunos hábitos saludables que nos puede ayudar a prevenir el cáncer de mama son:

  • Consulta con tu médico y asiste a revisiones anuales, especialmente, si tienes algún factor de riesgo o eres mayor de 40 años. También puedes practicar el autoexamen en casa.
  • Realiza ejercicios de manera regular, ya que esto nos ayuda a mantenernos saludables.
  • Sigue una dieta balanceada y saludable.
  • Evita la obesidad: es fundamental mantener un peso saludable, ya que este es un factor de riesgo. 

Algunos alimentos que previenen el cáncer de mama:

Para alimentarnos de manera saludable, es importante consumir vegetales y frutas frescas. Sobre todo, vegetales de hoja verde, calabazas, tomates, repollos, legumbres y cereales, debido a que disminuyen el riesgo de padecer enfermedades como el cáncer porque combaten los radicales libres. Ahora bien, evita o consume con moderación alimentos ricos en grasas como la carne animal, lácteos y harinas blancas.  

  1. Frutos secos:

Los frutos secos contienen vitaminas del grupo B y ácido fólico. Estas sustancias pueden disminuir las posibilidades de padecer cáncer de mama. Se recomienda consumir un puñado, que equivale a unos 25 gramos de frutos secos.

  • Aceite de oliva:

El aceite de oliva contiene muchos nutrientes que lo hacen un alimento saludable. Además, es considerado como un antioxidante poderoso, que ayuda a combatir los radicales libres, responsables de dañar las células de nuestro organismo. Por ello, se recomienda incluir el aceite de oliva en nuestra dieta, sin embargo, debe ser virgen, de lo contrario pierde los fenoles y sus efectos antioxidantes. Lo ideal es no superar las cuatro cucharadas al día, por su alto aporte calórico.

  • Manzanas:

Las manzanas son frutas deliciosas y saludables que aportan muchos beneficios a nuestro cuerpo. Su contenido nutricional aporta polifenoles, sustancias que ayudan a combatir enfermedades. Lo ideal es consumir manzanas rojas, debido a que posee más polifenoles que las demás, y que la comas con la piel.

  • Yogur:

El yogur contiene probióticos que mejoran el sistema inmunitario. De igual manera, aporta grandes cantidades de vitamina D, que reduce el riesgo de padecer enfermedades como el cáncer.

  • Brócoli:

El brócoli representa una gran fuente de sulforafano, que ayuda a combatir las sustancias tóxicas del organismo y elimina las células cancerosas.

Como he explicado anteriormente, mantener una dieta balanceada y realizar ejercicios es una manera excelente de evitar diversas enfermedades, entre ellas el cáncer de mama. Pero también es muy importante que acudas regularmente a las consultas del médico y que realices los exámenes pertinentes para la detección temprana de esta enfermedad.

https://www.youtube.com/channel/UCylnEYK-4WXpa8iguVIpgZw
https://www.novanaturaclub.com/




Dra. Liliana Pernía
Médico Nutrólogo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra